Diversión ante todo

“¡A divertirse!”

“¿Un entrenador se divierte diseñando sesiones?” “¿Un niño se divierte en la sesión que hemos diseñado?”

Muchas veces, al diseñar sesiones, me hago estas preguntas. Pienso que son cuestiones que debemos hacernos de vez en cuando, para poder autojuzgarnos y ver si acertamos o nos equivocamos. Son cuestiones, que, bien pensadas, y mejor auto contestadas, nos ayudarán a mejorar el diseño de sesiones, a exigirnos y a aprender más.

Hace unas temporadas, volví a llevar un equipo de benjamines. Al principio de la temporada tuve que cambiar el chip percibiendo que los niños me pedían jugar, pasarlo bien en las sesiones de entrenamiento, divertirse. Me gustó mucho poder diseñar sesiones para esta categoría, me aportó mucho tanto en lo personal como en lo profesional.

“¡Esa temporada me divertí mucho diseñando las sesiones!”

Un niño, y no tan niño, debe divertirse en cada sesión, ya sea de entrenamiento o de partido. Los más pequeños tienen que pasarlo bien durante toda la sesión, aprender jugando y divirtiéndose. Un jugador más mayor, tiene que comprender las diferentes partes de la sesión, atender y asimilar las tareas cuando corresponda, y pasarlo bien una vez la esté practicando.

“¡Diseñemos tareas donde el principal objetivo sea la diversión!”

Todas las tareas que diseñemos, tenemos que pensar si se van a divertir, si se lo van a pasar bien jugando.