Introducción a las pautas

“¡Ojo con las pautas!”

¿¡Cuántas veces nos habrá ocurrido, que añadimos una pauta a la tarea y cambia el objetivo de la misma!? O más fácil, ¿¡cuántas veces hemos añadido una pauta creyendo que, al incluirla, la tarea es de un objetivo determinado!?

Hay que tener mucho ojo a la hora de añadir pautas, a la hora de diseñar tareas. Muchas veces se nos ha dado el caso que añadimos una pauta y no conseguimos el objetivo que queremos. Es un error que se presenta habitualmente (actualmente me incluyo), pero un error corregible, informándonos y preguntando sobre ello. Si no nos corregimos nuestra propia soberbia, nos caeremos con todo.

“Cometer un error y no corregirlo es otro error” (Confucio)

Por ejemplo no podemos añadir una pauta de finalización y que al ejecutar la tarea, se finalicen tres veces en diez minutos. O no podemos añadir pautas para que nuestros jugadores regateen limitando los toques.

Nunca hay que dejar de aprender y asimilar conceptos y pautas para diseñar tareas.