Orientación defensiva

“Orientación defensiva”

La orientación defensiva forma parte de los fundamentos defensivos de la táctica individual.

Este concepto es fundamental en el juego y se debe trabajar desde categorías inferiores cuando se introduce el juego de 2: desde alevines o infantiles. Aún comenzando a trabajarlo en esas categorías, nunca hay que dejar de trabajar y corregir en categorías superiores, pues es un concepto que en muchos casos “se olvida” y no se pule.

Dependiendo siempre del modelo defensivo, se debe insistir que en la orientación defensiva se debe tratar de ver siempre al balón y a su oponente defensivo, a su par. Insistir que hay que colocar el cuerpo de tal manera en la que no perdamos nunca ambas referencias.

Una incorrecta orientación defensiva sería ver solo el balón, pues en la mayoría de los casos, al perder de vista nuestro par defensivo se darían desajustes defensivos como que te jueguen a la espalda.