Microciclo XXIV

“Querer competir…”

Fin a una semana, llena de buenos momentos, como de tareas con falta de intensidad y compromiso. Comenzamos una nueva para seguir recuperando sensaciones de cara a la recta final de temporada.

La semana pasada fue una buena semana por entrenamientos. Solamente ciertas tareas no salieron del todo como diseñamos en la cabeza y se pierde cierta intensidad y actitud. Aún así, y en general, fue una buena semana con sesiones llenas de contenidos.

Con los Juveniles, varias bajas en el DH hicieron que nuestras sesiones no fueran del todo óptimas. Pese a ciertas bajas supimos realizar buenas sesiones para recuperar la confianza perdida en el pasado encuentro en casa. Nos tocó desplazarnos hasta Morata de Tajuña. Rival duro, en una pista dura y que agarra y carga mucho las piernas.

Comenzamos el partido volando. Cinco minutos espectaculares en todos los niveles hizo que nos colocáramos rápidamente con ventaja de cuatro goles. El rival reaccionó tras tiempo muerto y empezó a acortar la ventaja, gracias al acierto pero sobre todo a nuestros errores. Al descanso el resultado fue de empate a seis goles.

La segunda parte fue todo lo contrario, primando más la defensa que el ataque. Ambos conjuntos corregimos los defectos que tuvimos y fue un partido que pudo decantarse a favor de cualquiera. No supimos matarlo y cerrarlo y al final, pese a tener buenas oportunidades para ganar y, después empatar, nos fuimos de vacío.

Contento por reacciones y actitudes de muchos jugadores. Competimos prácticamente durante todo el encuentro y conseguimos recuperar esa sensación perdida.

Con el senior, partido con dos partes bien distintas. En la primera no supimos leer del todo el partido, sin intensidad y actitudes que no gustaron, salimos a ver que pasaba en el encuentro. La segunda parte fue otra historia y, tras pasar pos vestuarios y corregir ciertas cosas, salimos a comernos el partido. Así fue. Tenemos equipo para tocar y mover muy bien el balón y generar mucho juego. Lo demostramos y al final los puntos se quedaron en casa para escalar posiciones y conseguir, por fin, esa sensación del trabajo que hacemos día a día.

Hoy, nuevas sesiones para seguir afianzando el juego, aprendiendo diferentes fundamentos y aspectos de nuestra identidad para seguir creciendo. Juntos, como equipo, caminando en la misma dirección.